I made this widget at MyFlashFetish.com.

Hernia Nucleopulposo

7 comentarios

La columna vertebral está constituida por una serie de huesos conectados llamados “vértebras” El disco intervertebral es una combinación de tejidos conectivos fuertes que sujetan una vértebra con la siguiente, y actúa como un cojín entre las vértebras.
Está formado por una capa exterior firme llamada “anillo fibroso” y un centro parecido a un gel llamado “núcleo pulposo”.
A medida que usted envejece, el centro del disco puede comenzar a perder su contenido de agua, haciéndolo menos efectivo como cojín. Esto puede causar un desplazamiento del centro del disco (llamado hernia) a través de una rotura en la capa exterior o ánulo. La mayoría de las herniaciones del disco se producen en los dos discos del extremo inferior de la columna lumbar, justo en la zona de la cintura.
Una hernia del núcleo pulposo del disco lumbar puede ejercer presión sobre los nervios de la columna vertebral y causar un dolor, entumecimiento, hormigueo o debilidad de la pierna llamado “ciática”. La ciática afecta aproximadamente al 1-2% de la gente, por lo general entre la edad de 30 y 50 años.
Una hernia del núcleo pulposo del disco lumbar también puede causar dolor lumbar o lumbago, aunque el dolor de espalda por sí solo (sin dolor de las piernas) puede deberse a muchas otras causas que no sean una hernia del núcleo pulposo.
TRATAMIENTOS:
La mayoría (80-90%) de los pacientes con una herniación aguda nueva o reciente del núcleo pulposo, mejorarán sin cirugía. Usualmente, durante las primeras semanas, el médico tratará de usar tratamientos no quirúrgicos. Si después de completar el tratamiento el dolor todavía le impide desarrollar su estilo de vida normal, su médico puede recomendar una cirugía. Aunque la cirugía no puede devolver a las piernas su fuerza normal, puede evitar que se sigan debilitando y aliviará el dolor de éstas. Por lo general, la cirugía se recomienda para aliviar el dolor de las piernas (con un >90% de éxito); la cirugía es menos efectiva en el alivio del dolor de espalda.
Al comienzo, los ejercicios que usted aprende pueden ser estirajes suaves o cambios de posturas para disminuir el dolor de espalda o los síntomas de las piernas. Cuando usted tiene menos dolor, es probable que se usen ejercicios más vigorosos para mejorar la flexibilidad, la fortaleza, la resistencia y la capacidad de volver a un estilo de vida más normal. La instrucción con respecto a los ejercicios debe comenzar de inmediato y ser modificada a medida que avanza la recuperación. El aprendizaje y la continuación de un programa de ejercicios y estirajes en su hogar constituyen una parte importante del tratamiento.
Algunos de los primeros tratamientos que puede recetar su médico incluyen terapias tales como ultrasonido, estimulación eléctrica, aplicación de calor, aplicación de frío hot packs, cold packs, y terapia manual (“con las manos en la zona afectada”) ("hands on") para disminuir su dolor y el espasmo muscular, lo que facilitará el comienzo de un programa de ejercicios. Además, en algunos pacientes la tracción puede proporcionar un alivio limitado del dolor. Ocasionalmente, su médico puede indicarle el uso de un corsé lumbar (un braguero suave y flexible para la espalda) al comienzo del tratamiento para aliviar su dolor de espalda, aunque esto no ayuda a sanar la hernia del núcleo pulposo. La manipulación puede proporcionar alivio a corto plazo en casos de dolores inespecíficos de la parte baja de la espalda, pero debe evitarse en la mayoría de los casos de las hernias del núcleo pulposo.
OBJETIVOS:
del tratamiento no quirúrgico son disminuir la irritación del nervio y del disco y mejorar la condición física del paciente, para proteger la columna y aumentar su función global. Esto puede lograrse en la mayoría los pacientes con una hernia del núcleo pulposo mediante un programa de cuidados organizado que combine varios métodos de tratamiento.

Paraplejia Espástica

7 comentarios

La paraplejía espástica hereditaria es un grupo de enfermedades neurológicas hereditarias caracterizadas por paraplejía (debilidad progresiva) y espasticidad (rigidez progresiva del tono muscular) de los músculos de las piernas.
Las manifestaciones iniciales incluyen típicamente rigidez y debilidad relativamente leve de los músculos de las piernas, dificultades para mantener el equilibrio, fallos en la marcha, caídas sin causa aparente y una marcha extraordinariamente "torpe". A medida que va progresando la enfermedad, la marcha se hace más difícil; sin embargo, no es frecuente la incapacidad absoluta para la marcha.
En los individuos con la forma simple, la paraplejía se da como un hecho aislado; se caracteriza por rigidez e hipertonía de los músculos de las extremidades inferiores, puede acompañarse de retraso en la deambulación que puede aparecer desde el comienzo de la niñez y marcha anormal. En la forma complicada, existen, además, otras alteraciones neurológicas asociadas. Algunos individuos con paraplejia espástica hereditaria simple pueden presentar parestesias (sensación anormal de los sentidos o de la sensibilidad), espasmos musculares, calambres, atrofia muscular moderada demencia, epilepsia, retinopatía (término general de la enfermedad de la retina), sordera, disartria (dificultad para articular palabras), nistagmus (espasmos de los músculos del ojo que produce movimientos oculares rápidos e involuntarios) e incontinencia urinaria.
En la forma complicada, pueden darse entre otros: trastornos visuales y auditivos, retraso mental y ataxia (alteración en el control de los movimientos voluntarios).
El defecto o los defectos subyacentes básicos en la paraplejia espástica hereditaria son desconocidos.
Sin embargo, los síntomas asociados parecen ser consecuencia de la degeneración progresiva de los tractos córtico-espinales (regiones de la médula espinal por las cuales se conducen los impulsos nerviosos desde el cerebro hasta los músculos responsables de determinados movimientos voluntarios).
El diagnóstico de la paraplejía espástica hereditaria es fundamentalmente clínico.
En la actualidad no existe ningún tratamiento curativo ni capaz de enlentecer la evolución de la enfermedad.
El tratamiento sintomático consiste en el control de síntomas y medidas de apoyo como la fisioterapia.
El uso de baclofén, puede reducir la espasticidad en algunos pacientes.
Según algunos investigadores, la paraplejia espástica hereditaria puede deberse a mutaciones múltiples en diferentes genes.
En la mayoría de los casos, tales mutaciones pueden transmitirse como un rasgo genético autosómico dominante. Más raramente, las mutaciones pueden heredarse como rasgo recesivo o ligado al cromosoma X.

Music



Informacion Legal

Cualquier mal uso de la informacion del blog y de sus imagenes, el blog no se hará responsable. Este blog solo se a creado con el fin informativo de la Kinesiolgia. Los Blogs Ustkinex y Galeria son propiedad de la Carrera de Kinesiologia sede Pto. Montt.